sábado, 13 de agosto de 2016

El diablo puede llorar - Sherrilyn Kenyon

¡Hola, lectores míos! ¿Qué tal vuestro verano? El mío repleto de vagueza, pero por lo menos intento ser seria con el blog. Como dentro de poco me tomaré un relax, quería dejar algunas reseñas hechas, pero esta me da tiempo a publicarla, y así volver a estar al día con esta saga. Sí, siempre voy con la lengua fuera en lo que respecta a esta saga, pero quiero tenerla todo lo al día posible xD Dicho esto, os dejo con la reseña, que espero os guste ^^



Saga: Cazadores Oscuros (12/26) (?)


Nombre: El diablo puede llorar


Autor: Sherrilyn Kenyon


Páginas: 416


Editorial: deBolsillo




Reseña: (Sin spoilers)


Sin es un antiguo dios sumerio que, tras ser traicionado y sus poderes arrebatados, se convirtió en un Cazador Oscuro. Sin embargo, recientemente los Gallu, pertenecientes al panteón sumerio, han vuelto y amenazan con destruir el mundo. El único capaz de detenerlos es Sin pero sin sus poderes divinos, pocas son las esperanzas. Kat es una sirviente de Artemisa, y siempre ha cumplido las órdenes dadas por la diosa. Por ello, cuando Artemisa la envía a matar a Sin, ella va a hacerlo. Por desgracia, las cosas podrían ser más complicadas de lo que parecen…

Mi opinión: (Con spoilers)


La historia


Hemos vuelto a los libros que me gustan. No es que los otros no me gustaran, es que los últimos libros, a pesar de gustarme, me parecían más flojitos que los previos. Por suerte, la historia de Sin me ha vuelto a tener enganchada. Nuestro protagonista, como es obvio, es Sin, un Cazador Oscuro y antiguo dios del panteón sumerio. Digo antiguo porque, en un gran acto de traición, nuestra querida amiga foca, también conocida como Artemisa, le engañó y le despojó de sus poderes. Desde entonces, Sin busca la venganza, y mientras, desempeña su labor como Cazador Oscuro, aunque temido y odiado por los demás Cazadores, a causa de su actitud y su forma de ocuparse de los problemas. Es por ello que finalmente Artemisa le pide a su sirviente Kat que mate a Sin. Si bien Kat debe obedecer sus órdenes, decide primero ver qué ha hecho Sin para merecer esa sentencia de muerte. Cuando va a cumplir con las órdenes dadas por su madre, no logra hacerlo y queda a merced de Sin, que está convencido de que ella es Artemisa y desea venganza. Por si fuera poco, resulta que los Gallu, demonios pertenecientes al panteón sumerio, se han liberado y están planeando liberar un gran mal sobre la Tierra con el objetivo de acabar con ella. Únicamente Sin puede ocuparse de derrotarlos, pero para ello necesita los poderes que Artemisa le arrebató. Solo que fue Kat quien lo hizo, aunque Sin no lo sabe, y no puede devolvérselos, lo que los condena a todos a morir bajo la mano de los Gallu como no encuentren un milagro…

Como ya he dicho antes, El diablo puede llorar es un libro que me ha gustado mucho, y que me ha recordado mucho a los libros anteriores, lo cual es curioso, porque ni tenemos Cazadores Oscuros, ni apolitas, ni daimones. Y os preguntaréis, ¿cómo que no hay Cazadores Oscuros? ¿Y qué es Sin, tonta Val? Pues si habéis estado atentos, os habréis percatado de que nuestra querida amiga Artemisa, la asquerosa foca, le arrebató los poderes a Sin y lo traicionó. ¿Por qué iba a darle después poderes propios como Cazador? Y sí, podría ser porque Artemisa es una zorra foca despiadada, pero tiene poco sentido. Y es que nuestro querido Sin no es un Cazador Oscuro, más bien un empleado de Ash. Ash lo puso en nómina para compensar a Sin por lo ocurrido (ya que perder sus poderes tuvo muchas más repercusiones que la pérdida en sí, por supuesto), y se convirtió en un “Cazador”. Sus extraños métodos tienen su razón de ser en que él no caza daimones, caza demonios Gallu y es que, como él último miembro de su panteón, es el único que recuerda su existencia y que sabe lo peligrosos que son y cómo matarlos. Me dejó bastante confusa hasta que nos lo explicaron, pero una vez lo dijeron, todo tuvo sentido. Como podéis imaginar, dadas las características del protagonista de esta novela, se diferencia bastante de los otros libros, y me ha gustado porque nunca había leído nada con dioses sumerios y ha estado muy bien experimentarlo en este libro. Por supuesto, teniendo en cuenta que no tengo ni idea de nada de esto podrían haber estado soltándome un rollo psicodélico y yo no me habría enterado de nada, pero aunque sea así, he disfrutado leyendo este libro y leyendo sobre los demonios Gallu (dentro de lo que cabe, teniendo en cuenta que dan mucho asco) y el panteón sumerio. Por cierto, Artemisa ha sido aún más merecedora de mi odio después de este libro. No es que sea sorprendente, pero lo digo por si quedaba alguna duda.

A Kat ya la conocíamos de libros anteriores, por supuesto. La vimos como infiltrada de Artemisa cuando estaba con Gery y como guardaespaldas de Cassandra en el libro de Wulf (que no me acuerdo de los nombres. Se siente). A pesar de que ya había aparecido antes, tengo que decir que en este libro nos enteramos de muchas cosas que me han dejado flipando. Yo ya tenía mis sospechas sobre ella, claro, y aunque en una acerté, me quedé asombrada de lo equivocada que estaba con la otra. Para empezar, me parecía obvio que Artemisa era la madre de Kat pero yo pensaba que Kat estaba enamorada de Aquerón, ¡y me entero de que es su padre! O_o *insertar cara del WhatsApp gritando*. No lo esperaba. Para nada. Me dejó con la boca abierta. Algo que también me dejó con la boca abierta fue lo que nos cuenta sobre Savitar, porque las chicas con las que había estado haciendo la lc no dejaban de pregujntar si ya sabíamos qué era y me tenían con la mosca detrás de la oreja. Al final nos enteramos de qué es, y debo confesar que no esperaba que fuera un dios ctónico. Finalmente vemos la utilidad del libro de Arik. También tengo que decir que maldita la gracia, te lo dicen tan de pasada que casi ni me di cuenta. Por suerte en cuanto sale el nombre de Savitar estoy muy atenta, pero aun así tuve que leerlo dos veces, en parte por si lo había leído mal, en parte porque no me creía que te lo mencionaran tal cual, como si tú lo supieras de toda la vida. Y no, no lo sabía… Pero al menos lo sabemos, y está bien xD Supongo que Aquerón también es un dios ctónico, pero ya no sé si te lo mencionaron al principio o no, o yo me lo estoy inventado o qué xD Ya se verá en el libro de Aquerón supongo (¡que cada vez queda menos! ¡Al fin!).

La historia en sí, como ya habréis podido ver, me ha gustado. Me ha parecido muy interesante, y me ha gustado adentrarnos en un panteón distinto y enfrentarnos a unos “malos” distintos a los que suelen aparecer en estos libros. Además, Kat y Sin me han encantado como personajes, tanto en solitario como juntos, y su relación me ha gustado mucho más que las anteriores, lo que ya venía siendo una queja común sobre los libros precedentes. En este libro considero que la relación entre ellos es más pausada y más compleja, con una mayor profundidad y donde la confianza tiene un lugar muy importante, sobre todo porque Sin tiene miedo de que vuelvan a traicionarlo y Kat no sabe cómo decirle que fue ella quien le robó sus poderes. Me ha gustado cómo se ha ido desarrollando todo, y cómo se ha solucionado. Lo que no me ha gustado, y que no me cansaré de repetir, es Artemisa, que cada vez que abre la boca me cae peor. Me da mucha pena Kat por tenerla como madre, pero entiendo que a pesar de lo mal bicho que es esta mujer la quiera, aunque yo no la querría cerca ni en pintura. Otra cosa que me ha gustado y que me ha sorprendido ha sido Apolimia. Ya me sorprendió en el libro de Gery que fuera tan amable, pero aquí también. Y sí, digo amable dentro de que es la Destructora y que va amenazando a la gente, pero con Kat es muy buena y no sé, yo la esperaba mucho más despótica de lo que se nos presenta, la verdad. Por supuesto, la aparición de Simi siempre es genial, y cuando ya aparece con su hermana solo da lugar a una combinación arrolladora. Estas dos juntas pueden con cualquier, y me ha encantado volver a verlas. Sobre el final tengo que decir que espero que se vean las repercusiones de esto pronto. Ya me pasó en el libro de Ravyn que el final me dejó con muchas ganas de más, pero como vamos cambiando de personajes, esos temas no se tocaron, y espero que volvamos a ellos pronto, porque las alianzas surgidas en estos libros (Nick con Stryker y probablemente los Gallu con Stryker), prometen mucho, o cuando menos, prometen mucho sufrimiento e interés. Solo espero que esto se presente pronto, porque de momento no tenemos signos de nada, por lo menos de la primera de las alianzas (y de verdad, siento mucho no poner los títulos de los libros, pero no me acuerdo y me da pereza buscarlos, sinceramente).

Leed la saga :D
En definitiva, que tengo que aprenderme los títulos de los libros que El diablo puede llorar reúne las cosas que más me gustaban de los libros anteriores para volver a constituir un libro que me ha gustado enormemente. Los personajes me han encantado, individualmente y como pareja. Descubrimos cosas sobre los personajes que me han sorprendido bastante, y gratamente en la mayor parte de los casos y nos adentramos en un panteón que no habíamos explorado antes y que expande aún más el mundo creado por la autora. Tiene un ritmo que te impide soltarlo y uno solo quiere leer más para saber cómo acaba. Sin duda alguna recomiendo seguir con la saga, porque libros como estos son los que a uno le enganchan y le empujan a seguir. Si no lo habéis hecho aún, deberíais darle una oportunidad a estos magníficos Cazadores Oscuros.

Los personajes


Sin, un Cazador Oscuro y antiguo dios sumerio. Tiene fama de huraño, despiadado y solitario, y nadie quiere tener nada que ver con él. Odia prácticamente a todo el mundo, y guarda mucho rencor, pero es comprensible dado todo lo que ha sufrido. Es una persona cabezota y decidida, muy cauteloso en lo que se refiere a los demás, y dispuesto a hacer lo que sea necesario en cada momento.

Kat, una sirviente de Artemisa. Es sarcástica y leal, siempre dispuesta a hacer lo que sea por la gente que le importa. Sobre todo, dispuesta a hacer lo que sea por Artemisa, aunque el comportamiento de la diosa hacia ella no haya sido el mejor. Tiene un gran corazón y sabe ver más allá de las apariencias de las personas, algo que demuestra en más de una ocasión.

Lo mejor


Que volvemos a los Cazadores que más me gustan, que descubrimos mucho sobre algunos personajes, y que exploramos terreno que hasta ahora ni habíamos pisado.

Lo peor


Que hay demasiada Artemisa para mi gusto.

http://mislibrosestanaqui.blogspot.com.es/

10 comentarios :

  1. ¡Hola! Pues mira, ya estás acercándote al ecuador de la saga, espero que la sigas disfrutando. Un besote :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, sí, al fin, he tardado casi un año xD
      ¡Un beso!

      Eliminar
  2. Ay este libro es uno de mis prefes en cuanto a importancia porque Kat a mi me tenia perdida (L)
    y bueno, la historia en sí me encantó
    un beesito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kat me encanta, y este libro también xD
      ¡Un beso!

      Eliminar
  3. Hola encanto, lo cierto es que no soy yo mucho de estos libros pero ya había leído anteriormente acerca de esta autora. Tal vez me anime pronto, un besazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te animas, espero que te guste ^^
      ¡Un beso!

      Eliminar
  4. Hola :)
    Pues si en este hay mucha Artemisa, espérate más adelante xDDDD
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf, ya lo imagino. Este sirve de práctica, seguro...
      ¡Un beso!

      Eliminar
  5. ¡Hola!
    Yo voy algo por detrás xD Estoy con Wren todavía, pero me alegra ver por tu reseña que la cosa vuelve a sus caudales xD
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, menos mal, echaba de menos estos libros xD
      ¡Un beso!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...